Cómo elegir una silla de ruedas eléctrica: guía de compra

La independencia y autonomía son hoy en día dos elementos clave en la vida de las personas. En ocasiones, éstas se quedan limitadas por razones ajenas a nuestro control como puede ser una discapacidad, un accidente o simplemente el paso de la edad.

Las sillas de ruedas eléctricas son una perfecta solución para recuperar esa libertad perdida y mejorar la calidad de vida de aquellas personas que han perdido parte de su movilidad. Son una gran alternativa para aquellas personas que por sus características físicas no pueden usar una silla manual.

LA IMPORTANCIA DE ELEGIR UNA SILLA DE RUEDAS ELÉCTRICA ADECUADA

La mayoría de las personas cuando piensan en adquirir por primera vez una silla de ruedas eléctrica se encuentran ante una amplia gama de modelos y marcas en el mercado, con muchas características y datos técnicos que son bastante difíciles de comprender.

Elegir la silla de ruedas eléctrica adecuada puede resultar un verdadero desafío. Comprar una silla de ruedas eléctrica supone un desembolso importante y la silla elegida tiene que adaptarse a tus necesidades y tiene que servirte durante un largo periodo de tiempo.

Todas las sillas de ruedas eléctricas, independientemente de su tamaño y precio están pensadas para cubrir plenamente con las necesidades de las personas para las que han sido concebidas (minusválidos, discapacitados, movilidad reducida…). Son muy sencillas de manejar, ideales para la conducción tanto en interiores como al aire libre, seguras y estables.

Desde OnlineMedical entendemos que es muy importante la elección de una buena silla de ruedas eléctrica que se adapte a tus necesidades. Estás a punto de realizar una gran inversión y queremos ayudarte para que tu calidad de vida mejore sustancialmente y quedes completamente satisfecho.

Con esta guía intentaremos explicarte las características que aparecen en las descripciones de las distintas sillas de ruedas eléctricas de manera que puedas analizar y escoger el modelo que mejor se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto.

PREGUNTAS FRECUENTES A LA HORA DE COMPRAR UNA SILLA DE RUEDAS ELÉCTRICA

Antes de empezar a elegir tu silla, hazte estas preguntas que pueden ayudarte a entender si necesitas concentrarse en una gama concreta:

¿SOBRE QUÉ TIPO DE TERRENO VAS A REALIZAR TUS DESPLAZAMIENTOS?

El tipo de terreno por el que vas a realizar tus desplazamientos es muy importante a la hora de elegir tu silla de ruedas eléctrica. Principalmente aquí intervendrán tres elementos fundamentales: el tipo de ruedas, la amortiguación de la silla y la potencia.

LAS RUEDAS

Las ruedas son un elemento de desgaste y con el uso puede llegar a ser necesario su sustitución. Hay 2 tipos de ruedas: neumáticas y macizas.

Las ruedas macizas son más duras y resistentes, pero al ser rígidas transmiten en mayor medida las vibraciones del terreno. El desgaste hará que pierdan su forma homogénea aumentando ligeramente dicho efecto.

Las ruedas neumáticas absorben mejor los impactos y se adhieren más al suelo, por lo que harán la conducción más confortable, sobre todo si recorre largas distancias o tienes que pasar por terrenos irregulares, bordillos…

Generalmente, las ruedas delanteras de las sillas de ruedas eléctricas son macizas, mientras que las traseras podrán variar según el modelo y marca.

Si vamos a transitar por terrenos que son irregulares necesitaremos tener ruedas más grandes y neumáticas para que nos faciliten movernos por el exterior y nos proporcionen un mejor agarre al suelo. Además, el hecho de que sean neumáticas disminuirá el "traqueteo" de la silla al pasar por los terrenos accidentados.

También se recomendaría adquirir una silla con motores más potentes y con más capacidad de batería en caso de transitar de forma muy habitual por este tipo de suelos.

Por el contrario, si vamos a transitar con nuestra silla de ruedas eléctrica por suelos lisos como el de los domicilios o centros comerciales, nos bastaría con tener ruedas más pequeñas y macizas.

LA SUSPENSIÓN O AMORTIGUACIÓN

La suspensión o amortiguación es el sistema que tiene la silla de ruedas eléctrica de proteger a la persona que conduce de rebotes, impactos o vibraciones. Permiten que la silla de ruedas absorba las posibles irregularidades del terreno y hace que sea más resistente a los impactos.

Las sillas de ruedas eléctricas pueden tener amortiguación delantera, trasera o ambas. Para personas con molestias de cadera o espalda es muy recomendable que la silla cuente con amortiguadores.

LA POTENCIA

La potencia de la silla eléctrica vendrá dada por los vatios (W) que disponga el motor. A más potencia, menores serán las dificultades con las inclinaciones y rebajes y además admitirá cargas de usuario de más peso.

Para que lo puedas ver más claro, si tienes por ejemplo un recorrido en un terreno irregular y que presenta adoquines y, además, necesitas subir alguna cuesta te recomendaríamos que tu silla tuviera ruedas neumáticas, amortiguación y una potencia mínima en cada motor de 200W.

Sin embargo, si vas a conducirlo en terrenos lisos y sin grandes inclinaciones, bastaría con adquirir una silla con ruedas macizas, sin suspensión y sin una gran potencia.

¿NECESITAS RECORRER LARGAS DISTANCIAS?

Si necesitas recorrer largas distancias lo mejor es que optes por una silla de ruedas eléctrica que tenga una gran autonomía.

Para saber la distancia que puedes recorrer con tu silla de ruedas te tendrás que fijar en los Ah de sus baterías. Los Ah (Amperios/hora) nos indican la capacidad de carga de la batería. A mayor número de Ah, mayor autonomía tendrá la silla.

La autonomía te indica el tiempo o distancia que puedes utilizar tu silla sin necesidad de recargarla. Hay que tener en cuenta que, a mayor velocidad, mayor peso del ocupante, mayor subida de cuestas… mayor será la demanda de batería y menos tiempo durará la carga.

En muchos modelos de sillas de ruedas eléctricas podrás adquirir baterías adicionales a las que vienen de serie. Es algo muy habitual en las sillas de ruedas ultraligeras ya que suelen tener baterías desmontables y podremos cambiarlas en cualquier momento del trayecto. Además, estas baterías son de litio, por lo que su peso y tamaño nos facilitará transportarlas en nuestro paseo.

¿NECESITAS TRANSPORTAR LA SILLA DE RUEDAS ELÉCTRICA EN EL COCHE DE FORMA HABITUAL?

Si necesitas meter la silla de ruedas eléctrica en el maletero del coche con frecuencia para poder utilizarla en distintos lugares te recomendamos que te decantes por una silla de ruedas ultraligera o por una silla de ruedas eléctrica plegable ya que son más fáciles de cargar.

Las sillas de ruedas eléctricas ultraligeras como la MedicalPro S600 se almacenan de una forma más compacta al ser más pequeñas y además muchas de ellas permiten transportarlas con sus propias ruedas como una maleta tipo trolley, como la Libercar Mistral.

Los últimos modelos del mercado disponen de plegado eléctrico con mando a distancia, como la Libercar Aura, con el que no tendremos que realizar ningún tipo de esfuerzo a la hora de plegar la silla para su almacenaje o transporte.

Por otro lado, las sillas plegables suelen ser algo más pesadas pero también nos permitirán plegarlas de una forma muy sencilla.

En esta categoría podremos encontrar sillas de ruedas eléctricas con plegado rápido en las que no hace falta quitar las baterías para plegarlas, la MedicalPro S400, y sillas de ruedas eléctricas convencionales donde las baterías se tienen que desmontar para plegarlas, la Libercar Emblema.

Estas últimas nos permitirán cargar las piezas por separado y también nos facilitará el proceso de carga y descarga en el maletero del coche.

¿ERES UNA PERSONA MUY GRANDE O PESADA QUE NECESITA UNA SILLA DE RUEDAS ELÉCTRICA ESPECIALMENTE CONFORTABLE Y RESISTENTE?

Es muy importante que en nuestra compra adquiramos una silla de ruedas eléctrica que se adapte adecuadamente a nuestro peso. En las especificaciones técnicas de todas las sillas encontraremos el peso máximo para el que ha sido concebido.

Si eres una persona muy grande o pesada recomendamos que tu compra vaya dirigida a una silla de ruedas eléctrica robusta. Suelen tener el asiento más confortable, las ruedas más grandes, el chasis más sólido y poseen más potencia para que puedan conducirla casi por donde desee sin ningún problema.

SILLAS DE RUEDAS ELÉCTRICAS ROBUSTAS

¿VAS A CONDUCIR LA SILLA TÚ MISMO O UN ACOMPAÑANTE?

Algunos modelos ofrecen la posibilidad de incorporar un joystick o una adaptación para que conduzca la persona que empuja la silla en lugar de la persona que va sentada. Si necesitas incorporar este accesorio, te mostramos las opciones disponibles con sus ventajas e inconvenientes:

Un segundo joystick: Con él puedes mantener ambas posibilidades simultáneamente. Esta opción suele ser más cara ya que implica incorporar un segundo joystick así como una nueva centralita que gestione el control de ambos mandos.

Utilizar el mismo joystick intercambiándolo de posición: esta opción suele requerir alguna pequeña adaptación para poder fijar el joystick en la maneta de empuje, y aunque implica realizar una pequeña maniobra para cambiar el joystick de una posición a otra, es mucho más económica ya que nos permite utilizar el mismo joystick de serie.

Antes de comprar la silla, te recomendamos valorar la opción de joystick acompañante, ya que en algunos casos el usuario puede conducir la silla normalmente en el momento de la compra, pero en un futuro su enfermedad puede provocar que pueda perder facultades para conducirla y sea necesario que la conduzca la persona acompañante. En ese caso quizás te interese pedir la silla ya adaptada para esa posibilidad.

¿NECESITAS TRANSPORTAR TU SILLA DE RUEDAS ELÉCTRICA EN UN AVIÓN?

Si tienes pensado viajar en avión y llevarte tu silla de ruedas eléctrica es importante que conozcas las limitaciones que comúnmente son aplicadas por las compañías de vuelo. Que te permitan volar con la silla de ruedas dependerá básicamente de las baterías:

Baterías de litio: La principal limitación es que cada batería no supere los 160Wh. Para esto habría que multiplicar los voltios de cada batería por los amperios de la misma.

Por ejemplo, si tu silla de ruedas eléctrica monta dos baterías de 24V y 6,6Ah su multiplicación (24Vx6,6Ah) da como resultado 158,4Wh y en principio no deberías de tener ningún problema en volar con tu compañía aérea.

La marca Libercar proporciona una silla de ruedas eléctrica con estas baterías para que no tengas problema en tus viajes en avión, la Libercar Mistral.

Para baterías de más de 160Wh, las compañías están aplicando diferentes criterios, por lo que te recomendamos que consultes con tu compañía de vuelo la posibilidad y condiciones para el transporte de tu silla de ruedas eléctrica.

Baterías convencionales: En este caso, el requerimiento habitual de las compañías es que las baterías no sean húmedas (electrolito no derramable).

Casi todas las sillas que tienen baterías convencionales (no litio) montan baterías de Gel o VRLA, por lo que no debieran presentar problemas a la hora de viajar en avión.

No obstante conviene que consultes siempre con tu compañía de vuelo para que te indiquen si puedes acceder con la silla hasta el finger, si debe desconectar las baterías, empaquetarlas por separado...

¿DE QUÉ PRESUPUESTO DISPONES?

Una vez te hayas respondido a todas las preguntas anteriores sabrás seleccionar el tipo de silla eléctrica que cubra tus necesidades. En este paso solo le quedará fijarse en el precio que te ofrecen las distintas marcas y que cubran el mismo tipo de necesidad.

Desde OnlineMedical te ayudaremos a elegir entre la mejor opción de calidad/precio y que se ajuste al presupuesto que tenías pensado en un primer momento. También ofrecemos opciones de financiación que puedes consultarnos sin ningún compromiso.

¡Qué ningún obstáculo se interponga en tú camino!

TIPOS DE SILLAS DE RUEDAS ELÉCTRICAS DE MOVILIDAD

En este apartado diferenciaremos los tipos de sillas de ruedas eléctricas que existen en el mercado con sus principales ventajas e inconvenientes y pondremos algún ejemplo de los que actualmente se comercializan para esta categoría.

SILLAS DE RUEDAS ELÉCTRICAS CONVENCIONALES

La caja de baterías es desmontable (suele ir en una bandeja trasera) y se pueden desmontar además algunos otros elementos como reposabrazos, reposapiés, acolchados, joystick...

Estas sillas suelen tener un peso importante y al desmontar las baterías y otros elementos se pueden plegar, quedándose en un peso medio (en torno a 40kg, o 30kg si tienen chasis de aluminio).

El proceso de desmontaje y montaje requiere un cierto tiempo y movimientos a tener en consideración en función de la movilidad de la persona que los realice.

SILLAS CONVENCIONALES RECOMENDADAS

SILLAS DE RUEDAS ELÉCTRICAS DE PLEGADO RÁPIDO

Estas sillas llevan una batería a cada lado, de manera que para plegar la silla no hace falta manipular las baterías y se pliegan en pocos segundos.

Son muy prácticas a la hora de plegar y subir al maletero, aunque al igual que las sillas convencionales hay que valorar la fuerza de la persona que va a subir la silla al maletero.

SILLAS DE PLEGADO RÁPIDO RECOMENDADAS

SILLAS DE RUEDAS ELÉCTRICAS ULTRALIGERAS

Estas sillas, construidas en chasis de aluminio y con baterías de litio, ofrecen unos pesos muy ligeros (en torno a los 20kg-30kg) lo que facilita en gran medida levantar la silla cuando la persona que lo hace tiene también algún problema de movilidad o no tiene mucha fuerza.

La tecnología litio es una tecnología muy ventajosa, ya que permite incorporar mayores prestaciones en pesos muy ligeros, pero las baterías de litio son algo más caras que las baterías de gel/plomo convencionales.

A medida que avanza la tecnología, este modelo de silla se va actualizando y se va incorporando al mercado con más prestaciones que las que tenía originalmente. En sus primeras versiones estas sillas estaban pensadas para personas con un peso máximo de hasta 90kg y actualmente podemos encontrar sillas ultraligeras que soportan un peso de hasta 150kg.

Además podemos encontrarlas con plegado eléctrico con mando a distancia para facilitar la tarea de transporte y almacenaje que es la función más importante para la que han sido concebidas.

Otro punto a valorar en estas sillas es si traen de serie 1 o 2 baterías de litio, ya que aunque normalmente se puede pedir baterías adicionales, el precio de las baterías de litio es alto y repercute de manera importante en el precio final de la silla.

SILLAS ULTRALIGERAS RECOMENDADAS

COMPONENTES DE LAS SILLAS DE RUEDAS ELÉCTRICAS

TIPOS DE RUEDAS

Las ruedas son un elemento de desgaste y con el uso puede llegar a ser necesario su sustitución.

Hay 2 tipos de ruedas, neumáticas y macizas:

Las ruedas macizas son duras y resistentes, pero al ser rígidas transmiten en mayor medida las vibraciones del terreno. El rodaje hará que pierdan su forma homogénea aumentando ligeramente dicho efecto.

Las ruedas neumáticas absorben mejor los impactos y se adhieren más al suelo, por lo que harán la conducción bastante más confortable, sobre todo si recorres largas distancias o debe pasar por terrenos irregulares, bordillos…

Generalmente, las ruedas delanteras de las sillas de ruedas eléctricas son siempre macizas, mientras que las traseras podrán variar según el modelo y marca que adquiera.

BATERÍA

Los Ah (Amperios/hora) nos indican la capacidad de carga de la batería. A mayor número de Ah, mayor autonomía tendrá tu silla.

La autonomía indica el tiempo o distancia que puede utilizar la silla sin necesidad de recargarla. A mayor velocidad, mayor peso del ocupante, subida de cuestas… mayor será la demanda de batería y menos tiempo durará la carga.

La vida de las baterías puede ir de los 6 meses a los 6-7 años, ya que depende mucho de la frecuencia de uso, intensidad de uso, peso del usuario, cuestas, profundidad de cada descarga, circulación continua o con paradas, proceso correcto de carga...

Existen dos tipos de baterías: las baterías de Gel/AGM y las baterías de litio. A continuación detallamos las principales diferencias que existen entre ellas:

Las baterías de Litio presentas las siguientes ventajas:

Menor peso - mayores prestaciones:

  • Baterías litio 20Ah - 4kg - autonomia max. 25km
  • Baterías gel/AGM 12Ah - 10kg - autonomia max. 16km
  • Baterías gel/AGM 20Ah - 17kg - autonomia max. 20km

Muy baja tasa de autodescarga: Cuando guardamos una batería, ésta se descarga progresivamente aunque no la usemos. Para las baterías de gel/AGM, dejar que la carga baje por debajo del 15% es muy dañino y puede acabar con la vida útil de la batería.

Con las baterías de litio podrás estar más tranquilo cuando no utilices tu silla durante algunos periodos ya que mantienen mucho mejor la carga prolongando su vida útil.

  • Baterías litio: descarga del 6% mensual
  • Baterías de gel/AGM: más del 20% mensual

Las baterías de litio por tanto, presentan una mayor longevidad, mejor respuesta ante demandas exigentes como pendientes, un proceso de carga más rápido y una mejor tolerancia ante descargas profundas y cargas irregulares.

Actualmente en el mercado podrás encontrar baterías de litio principalmente en sillas de ruedas eléctricas ultraligeras.

FRENOS

Las sillas de ruedas eléctricas son muy seguras en su frenado puesto que disponen de un sistema de freno electromagnético que hace que, cuando sueltas la palanca del joystick, reduce la velocidad por si sola hasta detenerse completamente, evitando cualquier riesgo de aceleración involuntaria y manteniendo en todo momento el control absoluto de su silla.

Se llama "freno pasivo" y es el sistema más seguro que hay de frenado. Funciona incluso aunque la silla esté apagada o se encuentre en mitad de una cuesta.

PESO DEL OCUPANTE

El peso y estatura del usuario son factores importantes a la hora de elegir una silla, ya que influyen significativamente en la comodidad de la persona y en las prestaciones de la misma.

  • Por debajo de 90kg cualquier silla es válida para un uso normal.
  • Por encima de esos 90 kg, recomendamos valorar una silla más robusta.
  • Superados los 110kg te recomendamos que busques un modelo con mayor potencia y dimensiones, que te permita aumentar la autonomía, reducir el desgaste y superar obstáculos o cuestas con mayor facilidad.

VELOCIDAD

Las sillas de ruedas eléctricas no suelen alcanzar altas velocidades ya que han sido concebidas para un uso tranquilo.

Generalmente cualquier silla de ruedas eléctrica alcanza los 6 km/h, velocidad más que suficiente para acompañar el paso de una persona que vaya andando a nuestro lado.

JOYSTICK

El joystick o el mando es una de las partes más importantes y más sensibles de la silla de ruedas eléctricas. Es el componente por el cual manejamos la silla o accionamos otros sistemas eléctricos como la basculación, elevación, etc.

LUCES

Estos elementos contribuyen a tener una conducción más segura tanto para el usuario como para los peatones que le rodean. Las luces avisan a nuestro entorno de nuestras intenciones de girar o frenar, evitando atropellar a nadie.

LLas sillas de ruedas eléctricas no suelen incluir luces de serie pero desde MedicalPro te las proponemos como un accesorio básico para tu seguridad y están disponibles en la sección de accesorios para sillas de ruedas eléctricas.

CHASIS

El chasis es el esqueleto de la silla y contribuye a dar robustez al conjunto. Es además un elemento que caracteriza la estética del vehículo.

Podrás encontrar sillas de ruedas con el chasis de aluminio y con el chasis de acero. Las de aluminio le aportarán un peso menor y las de acero más robustez.

PESO DE LA SILLA

A mayor peso de la silla, mayor estabilidad ofrecerá. Lógicamente le costará también mayor esfuerzo manejarlo manualmente y transportarlas.

Todas las sillas de ruedas eléctricas llevan una palanca de desembrague que permite desplazarlas con facilidad en punto muerto.

USO EN ASCENSORES

Si necesitas acceder a un ascensor, verifica las dimensiones del mismo (las limitaciones suelen venir por la profundidad) y verifica las longitudes de las sillas y las posibilidades de plegar/extraer los reposapiés.

MANTENIMIENTO DE LAS SILLAS DE RUEDAS ELÉCTRICAS

En las instrucciones indicadas por cada fabricante encontrarás el mejor modo de mantener tu silla de ruedas eléctrica en perfecto estado. Indicamos aquí algunas medidas generales para el mantenimiento:

LIMPIEZA

Mantener la silla de ruedas limpia es importante por varias razones: no solamente por un aspecto estético, sino que también ayudará a evitar que polvo o suciedad entre en contacto con las partes móviles de la silla, aumentando su longevidad.

Si no vas a utilizar la silla por un largo periodo o el lugar donde la guardas es sucio es conveniente cubrirla con una funda.

Nunca utilices una manguera ni pongas la silla en contacto directo con el agua. Tampoco utilices productos químicos para limpiar el asiento, ya que pueden hacerlo deslizante o deteriorar el material que lo compone. Para limpiarlo utiliza un trapo con agua ligeramente jabonosa y sécalo bien.

HUMEDAD Y TEMPERATURA

Evitar cualquier ambiente húmedo para tu silla. La exposición directa al agua o a la humedad puede provocar daños eléctricos o mecánicos.

Si ha utilizado la silla bajo la lluvia, sécala posteriormente con un paño para evitar cualquier tipo de riesgo de oxidación.

Coloca la silla en un lugar seco y cálido para permitir que evapore la humedad y posteriormente haz chequeos de funcionamiento antes de volver a utilizar la silla. Seca también el asiento para mantener la calidad del tejido que lo compone.

Algunos componentes son susceptibles a cambios extremos de temperatura. Mantén siempre tu silla de ruedas eléctrica en rangos normales de temperatura.

Bajo temperaturas muy frías, las baterías pueden congelarse. La temperatura de congelación depende de varios factores como la carga, el uso o la composición.

Temperaturas superiores a los 38ºc pueden hacer que la silla de ruedas eléctrica funcione a velocidad reducida para proteger daños en el motor y componentes eléctricos.

BATERÍA

La batería es seguramente el elemento más importante a la hora de mantener tu silla de ruedas eléctrica.

Si la batería tuviera algún defecto de fabricación, este se manifestará desde el principio con una descarga muy rápida. Si así fuera, ponte en contacto inmediatamente con nosotros.

Con el uso y el paso del tiempo, la capacidad de cualquier batería va decreciendo por lo que se descargará más rápidamente y tendrás que recargarla con mayor frecuencia.

Es difícil estimar la duración de una batería porque depende de muchos factores puede ir de los 6 meses a los 6-7 años, ya que depende mucho de la frecuencia de uso, intensidad de uso, peso del usuario, cuestas, profundidad de cada descarga, circulación continua o con paradas, proceso correcto de carga.

Lea atentamente estas indicaciones para optimizar la vida útil de las baterías:

CICLOS DE CARGA COMPLETA

Unos ciclos profundos de carga completa proporcionarán unas mayores prestaciones y una mayor duración de la batería. Mantén las baterías completamente cargadas siempre que sea posible.

Las baterías que se descargan profundamente, que no son cargadas tras cada uso o que son sometidas a cargas solo parciales, sufrirán un desgaste acelerado, menor autonomía y acortarán su vida útil.

CÁRGALA AL MENOS UNA VEZ POR SEMANA

Si no utilizas tu silla con regularidad, te recomendamos realizar una carga al menos una vez por semana. Si planeas no utilizar la silla durante un largo periodo, realiza una carga completa, desconecta la batería y guarda la silla de ruedas eléctrica en un lugar seco. Evita guardar la silla en ambientes extremos (frío o calor).

RUEDAS

Las ruedas de tu silla se desgastarán con el tiempo y el uso.

Las ruedas macizas no tienen riesgo de pinchazo pero al ser duras amortiguan en menor medida las irregularidades del terreno. A medida que las vayas usando, este fenómeno se irá notando más.

Las ruedas neumáticas no necesitan mantenimiento (únicamente verificar periódicamente que la presión es la adecuada). Estas ruedas absorben mejor los impactos y se adhieren mejor al suelo, por lo que harán la conducción bastante más confortable, sobre todo si recorres largas distancias o tienes que pasar por terrenos irregulares, bordillos…